El Cepillo Iónico

Imprimir Correo electrónico

¿Qué es el cepillo iónico Soladey?

El cepillo de dientes de Soladey es un cepillo iónico. A simple vista se parece a un cepillo común, pero si se observa más detenidamente se aprecia una pequeña barra de dióxido de titanio como prolongación del mango.

Esta barra es el elemento funcional diferenciador del cepillo de Soladey porque está hecho con un material que es semiconductor, y permite que la luz solar ó lumínica se convierta en una fuente de energía natural que, junto con el agua, inactiva las bacterias nocivas de la boca, previniendo de esta manera trastornos importantes de nuestra boca.

Actualmente uno de cada tres japoneses ya lo están utilizando, en EEUU uno de cada 10, y con resultados realmente espectaculares

¿Por qué usar un cepillo como Soladey?

Existen muchas razones por las que dejaar de utilizar un cepillo de dientes tradicional y comenzar a utilizar uno iónico, de máxima confianza, como es el cepillo Soladey. Algunos de los motivos por los que pasarse del cepillo de dientes tradicional al iónico son las siguientes:

1. Reduce la proliferación de las caries. En realidad, produce inactivación de las bacterias que causan caries gracias a un mecanismo de viraje del pH del medio oral por hidrólisis química del agua o de la saliva. La saliva es un componente químicamente básico (pH básico), lo fabricamos de forma natural, pero a veces debido a un exceso de de ciertos elementos en nuestra dieta (sobre todo azúcares y derivados), hacen que el medio oral se vuelva algo más ácido de lo normal, por degradación enzimática de estos alimentos en nuestra boca, y esto produce una activación de determinados microbios que favorecen la formación de caries. El cepillo actúa como mediador de la saliva, ayudándola a desplazar un medio hostil ácido a un medio más sano y más básico por el efecto iónico.

2. Consigue una protección integral de nuestra boca. La misma acción de los electrones liberados consiguen degradar eficazmente la placa bacteriana, y evitando la gingivitis o sangrado de encías. Así mismo elimina progresivamente las manchas dentales, consiguiendo un blanqueamiento natural. Unos dientes color blanco marfil es signo de salud, y no está siempre relacionado con el factor estético.

3. Sin necesidad de pasta dental. Así es, el cepillo iónico Soladey no requiere de pasta dentrífica, su acción está basada en un proceso químicamente natural y no requiere de compuestos químicos sintéticos para conseguir mejorar su higiene bucodental. Sólo basta con agua (o su propia saliva) y luz. 

¿Cómo funciona exactamente?

Las propiedades del cepillo se basan en una conocida propiedad del dióxido de titanio: es un fotocatalizador, es decir, cataliza reacciones químicas en presencia de la luz. El cuerpo del cepillo incorpora un dispositivo patentado: una barra de dióxido de titanio con semiconductores fotosensibles.

La vara de titanio fotosensible dentro del cepillo Soladey convierte la luz en una corriente de electrones, una vez que se expone a una fuente de luz. Estos electrones, iones cargados negativamente, se mezclan con la saliva para atraer iones positivos (hidrógeno) de los ácidos de la placa dental. De esta manera, el ácido es neutralizado y la placa se desintegra, eliminado de este modo la causa fundamental de la oxidación del esmalte, sarro, manchas, gingivitis y otros trastornos bucodentales relacionados como la caries dental.

artgallery_grid21artgallery_grid21artgallery_grid21artgallery_grid21